Lo especial que es ser tía

Hace más de dos años mi prima (hermana de corazón y de vida) me decía que iba a ser mamá. Mi reacción fue de alegría instantáneamente.

1388669296667

Siempre quise ser tía, pienso que el papel que juegan en la vida es único y muy especial. Es una especie de amiga, cómplice y guía en el camino de la vida.

Tuve la gran fortuna de vivir junto a mi prima todo su embarazo; ayudarla, acompañarla era lo máximo para mí. No había nada que me hiciera más feliz en ese momento que el hablarle a la barriguita de mi prima y decirle a mi sobrinita “Antonellita, tu titi Adriana TE AMAAA”.

El día en que llegó a este mundo Anto, fue uno de los más especiales para mi prima, su esposo, mi familia y por supuesto para mí (su tía y madrina). La emoción y felicidad se reflejaba en el rostro en cada uno de los miembros de mi familia.

El verla por primera vez fue mágico. Había esperado con ansias su nacimiento. 1400611842277

Tuve la fortuna de tener a mi sobrinita en mi casa, podía verla al llegar del trabajo (salía corriendo para poder verla). Fue toda una experiencia cargarla por primera vez, estaba aterrada, tenía miedo de que se me cayera de los brazos. Jamás olvidaré la primera vez que le cambié un pañal, le di un tetero, la primera vez que la dormí en mis brazos junto a mi pecho, la primera vez que la cuidé yo sola.

¡Simplemente una experiencia maravillosa!

Desde que nació tuvimos una hermosa conexión, un vínculo único y muy especial. Era muy común que se quedara rendida en mis brazos, hasta reconocía mi voz desde lo lejos. En la medida que pasaba el tiempo ese vínculo fue creciendo y creciendo. Amaba que yo la cargara, la bailara, la durmiera, le diera el “teteto”. Cuando se enfermaba solo buscaba a su mamá y a su titi Adri.

1457223753326

Su sonrisa me llena de alegría, felicidad y amor. Es inexplicable el amor que siento por ese pedacito de cielo que me regalo mi prima. Esa gordita me robo el corazón y lo hizo suyo. El escuchar “Titi TE AMO” es lo más hermoso en el mundo para mí, el ver su rosto, recibir un abrazo o un beso de ella es sentir AMOR PURO, es sentir que no existe nada más especial.

La experiencia de ser tía, es una de las cosas más gratificante que he vivido. Sentir un amor así es incomparable. Siento que daría lo que sea por ella. No tengo hijos (aún jajajaja) pero mi Titi es lo más cercano a ello y es maravilloso vivirlo.

Hoy mi gordita hemosa cumple 2 añitos, me sorprende lo grande, inteligente y tremenda que está. Verla crecer ha sido único y muy especial, ver en lo que se ha ido convirtiendo es magnífico, una niña muy dulce, tierna, picara, tremenda, juguetona, morisquetera, loquita, súper PAYASA, perica e inteligentísima, me hace DEMASIADO FELIZ.

Doy gracias por ser su tía y madrina. Estoy agradecida con Dios, la vida y mi prima por hacerme parte de esta experiencia tan hermosa.

Definitivamente ser tía de mi “Titi” Antonellita es inigualable.

TE AMO MUCHÍSIMO mi Titi hemosa. Dios te bendiga siempre.

1463332126723

Anuncios

¡Somos mucho más que un cuerpo!

1463171865247

Los cánones actuales con respecto al aspecto físico son cada vez más extremistas. Por qué debemos guiarnos por ellos, cómo alguien puede decir cuál es la mejor figura.

Es absurdo pensar que la belleza y el valor de una persona se definen, actualmente, únicamente por su aspecto físico. ¿En dónde quedan nuestras cualidades, virtudes y los aspectos positivos de nuestra personalidad, todas aquellas cosas intangibles que nos hacen ser quienes somos?

Somos juzgados y criticados por como lucimos, por tener unos kilitos de más. ¿Puede haber algo más cruel y superficial que el pensar así? Muchas personas se encargan de criticar a aquellas personas que como yo, tenemos un peso superior a lo que dicta la sociedad.

¿A caso solo somos valiosos por como lucimos?, ¿no cuentan las demás cosas? Todos tenemos cualidades maravillosas que demuestran lo hermosos que somos. Hace algún tiempo leí una frase que me ha hecho darme cuenta de que somos más que un cuerpo y una figura esbelta o una cara bonita; “El cuerpo es solo el recipiente que contiene lo que realmente somos”.

No somos el peso que tenemos, somos todas las cualidades, defectos, virtudes, valores y principios que se encuentran dentro de cada uno de nosotros. Nuestro aspecto no puede, ni debe definir quiénes somos y ni cuanto valemos como personas.

Con esto no estoy diciendo que seamos obesos y dejemos a un lado nuestra salud, es importante cuidarnos para tener una buena salud, energía y vitalidad, pero sí considero muy importante que tengamos siempre en mente que no debemos sobrevalorar nuestro aspecto físico, existe en nosotros muchas más cosas que lo que vemos en el espejo. Lo primordial y realmente valioso en nosotros es lo que se encuentra dentro de ese recipiente.

“…lo esencial es invisible a los ojos” El Principito.

 

 

Tiempo al Tiempo

Es increíble lo impacientes que podemos llegar a ser. Solemos apresurar o forzar las cosas para que se de algo en nuestras vidas.

Es muy frecuente que hagamos pequeñas acciones para que impulsen de manera forzada aquello que pensamos que queremos. ¿A qué se deberá? Será que perseguimos algo que no es para nosotros, o tal vez es que no queremos aceptar que no es para nosotros o simplemente no debe suceder.

Qué fácil es colocarse una venda en los ojos y no ver las cosas claramente. Suelo idealizar o imaginar como quisiera que fueran las cosas en mi vida, sobre todo a nivel romántico. El querer que algo especial ocurra en mi vida no es malo, el error está en el hecho de forzarlo.

Tal vez sería más sencillo dejar que las cosas fluyan, que tomen su propio curso, y que ocurran en el tiempo que deban ocurrir. Lo que me cuesta una barbaridad, debido que soy impaciente para eso, justo para eso…

Muchas veces me pregunto si es posible que no se den porque no estoy lista, o no estoy siendo lo suficientemente abierta para dejar entrar a alguien a mi corazón. Pero esas ideas suelen disiparse en cuanto caigo en cuenta de que no es así. Considero que estoy dando las señales correctas que permitan demostrar que estoy dispuesta a compartir mi vida con alguien. ¡Ojo no es meramente subjetivo, varias personas me han hecho saber que es así! ¿Entonces por qué no aparece? Jajajaja (otra vez mi impaciencia).

En fin, a la conclusión a la que he llegado es que tal vez aún no es el momento o no he conocido a esa persona. O es posible que él aún no esté preparado.

Lo que me queda es seguir con mis planes, seguir mi vida, disfrutar con mi familia y amigos; dejar que el tiempo corra y simplemente “darle tiempo al tiempo” y dejar que ocurra cuando deba ocurrir.

“Ten paciencia y confía en que lo encontrarás, pero solo cuando él este preparado” Joan Brady. Dios vuelve en una Harley.

¡Mis Mandamientos!

Mandamientos

Hace algunos años me topé con una serie de libros que me ayudaron a iniciar mi viaje de autodescubrimiento y autoaprendizaje. En ellos se narra la historia de una mujer que es visitada por Dios; era nuevamente hombre, solo que esta vez en una forma más moderna. Era un hombre atractivo y que viajaba en una moto. El vino nuevamente al mundo para darle unos mandamientos personalizados a cada uno de los humanos, unos mandamientos ajustados a lo que realmente necesitaban.

Este libro me permitió pensar si tal vez yo necesitaba mis propios mandamientos. ¡Lo sé! Suena muy descabellado y la palabra “mandamientos” suena muy grande; pero veamos, los mandamientos son una especie de guía que permite llevarte por el camino del bien, por lo cual, considero que todos los necesitamos, ¡yo los necesitaba! En esos momentos me encontraba muy perdida, sentía que no sabía quién era, qué hacer con mi vida, por lo cual, el crear unos mandamientos que me guiaran no sonaba tan descabellado para mí en esos momentos; era una necesidad.

Para lograr crear mi propia guía o mandamientos tuve que observarme mucho, analizar qué cosas consideraba que debía reforzar, mejorar y trabajar en mí. Fue un trabajo de autobservación y autoanálisis muy profundo y complejo, me llevó un buen tiempo, pero el resultado fue magnífico. Cada cierto tiempo procuro hacer una revisión para ver si están actualizados, es decir, para chequear si se ajustan a lo que necesito en mi vida hasta ese momento.

Después de tantos borradores, quitar y poner mandamientos, ¡Lo Logré!, hice una lista de los mandamientos que consideraba que debía tener presentes para ayudarme un poco a guiar mi vida. ¡No es una lista nada corta! jajajaja pero es lo que necesito.

Estos mandamientos me ayudan a volver a mi centro, a volver a mi carril, volver a encontrarme conmigo misma cuando me siento perdida. Para mí han resultado ser un recordatorio de aquellas cosas que debo reforzar, recordar y tener siempre presente, pero también me muestran lo mucho que he crecido y aprendido.  Me muestran lo que conozco de mí.  Es un pedacito de Adri.

Aún leo los tres libros, es muy revitalizante hacerlo. Simplemente me veo reflejada en ellos. Me recuerda las razones que me motivaron a transitar este camino de autoconocimiento y autodescubrimiento que ahora valoro y disfruto tanto.

Procuro tener siempre a la mano y a la vista mis mandamientos para cuando me sienta perdida y así poder encontrarme más fácilmente.

Mis mandamientos han resultado ser una luz que me permite volver a mí misma…

 

Autora: Joan Brady

Libros:

  • Dios vuelve en una Harley
  • Hasta el cielo
  • Dios en una Harley: El regreso

 

Mi Camino…

Hace unos años emprendí un viaje a mi interior. Siempre tuve la inclinación o el interés por conocerme a profundidad, por entender y realmente comprender lo que soy, el por qué soy como lo soy y por qué siento como siento.

Es un camino de autodescubrimiento que jamás finalizará, lo sé, pero me ayuda a sentirme bien conmigo misma. Muchas veces me he sentido perdida y abrumada por no entenderme, pero siempre logro encontrar el camino de vuelta a mí misma, siempre descubro algo nuevo en mí que me permite comprender lo que soy, quien soy.

La vida ha puesto en mi camino a millones de maestros que se han encargado de enseñarme algo más de mi misma. Lo cual es un maravilloso regalo.

Mi familia, mis amigos, compañeros de trabajo, conocidos, profesores, mi psicóloga, mi psiquiatra, exnovios, incluso libros y películas, han contribuido con algo para que yo aprenda cada día un poco más sobre mi misma. Siempre busco aprovechar y exprimir al máximo todo lo que llega a mi vida, para así aprender algo nuevo sobre la vida, sobre mi misma; algo que me permita crecer y ser mejor persona. Cuestionarme frecuentemente sobre quién soy y si estoy haciendo las cosas bien, me ha servido para crecer.

Las experiencias por las que he pasado también me han ayudado muchísimo a conocerme cada día más. No lo niego, para mí no ha sido nada fácil vivir, es posible que para todos sea difícil, pero para mí ha sido un reto; o al menos así lo veo yo. No me es sencillo levantarme después de cada oleada de transformación que me ha puesto la vida en mi camino, cada golpe o adversidad. Pero con apoyo y mi capacidad de siempre aprender y crecer, lo estoy logrando.

Estoy consciente de que el camino hacia mi autodescubrimiento y el autoaprendizaje jamás finalizará, somos muy complejos; muy profundos. Pero independientemente de ello, me admiro por continuar en él. Cada día que pasa, cada cosa nueva que aprendo de mi misma y del mundo que me rodea me hace admirar y sentirme orgullosa de ser quien soy y como soy. Soy una persona con muchas virtudes y defectos y sobre todo, con facetas muy diversas.

Agradezco a Dios y a la vida por ser quién soy, por poseer esta virtud tan maravillosa que es la curiosidad por conocerme y por aprender para crecer y ser mejor. Sé que muchos lo hacen y tal vez no son conscientes de ello; yo agradezco por sí estar consciente, eso me ha permitido admirarme y sentirme orgullosa de cada cosa que hay en mi interior.

Todos los días podemos aprender algo nuevo, y que mejor que aprender algo de nosotros mismos.