Fluir y Aceptar…

atardecer-playa

Cuán difícil es aceptar lo que no se ajusta a lo que queremos…

Muchas veces nos ponemos una venda en los ojos para no ver con claridad lo que en el fondo ya sabemos. Nos negamos a abrir los ojos y enfrentar lo que ya intuimos.

¿A qué se deberá? ¿Miedo? ¿Ego? ¿Orgullo? ¿Apego?

Pienso que actuar de esa manera es una total negación de la realidad, es negarse a ver las cosas como son, es no aceptar que las situaciones o personas son como son, como deben ser y no como queremos que sean.

¿Cuántas veces no he caído en este juego?

Continuamente paso por esta situación, es una lucha constante entre negar o aceptar que las cosas pueden tener su propio camino, y el hecho es que realmente toman su propio curso. Nos empeñamos tanto que llegamos al punto de vendarnos los ojos para no querer ver que simplemente no son como queremos, que sencillamente escapan de nuestro control y que no puede ser así.

Muchas veces negamos la realidad porque solemos aferrarnos a aquello que hemos idealizado. Nos negamos a ver que lo que imaginamos no corresponde con lo que está ocurriendo, y tal vez por miedo, ego, orgullo o apego continuamos con la venda en los ojos.

Es que nos resulta más fácil hacer eso que enfrentar y asumir que esa es la realidad.

Actuar de esta manera solo nos hace daño, nos lastima y nos hace sufrir, debido a que nos mantiene luchando en contra de una realidad que se impone ante nosotros.

He aprendido (a los golpes…) que mientras más tiempo dejes la venda sobre tus ojos más tiempo pierdes de vida o te pierdes de disfrutar de momentos valiosos, y de esta manera menos avanzas en tu crecimiento como persona.

La verdad es que mientras más te resistas a ver y aceptar las cosas tal cual son más vas a padecer por ello.

Es a nosotros quien nos corresponde hacer el trabajo, todos pueden tratar de hacernos ver las cosas y mostrarnos los hechos para que intentemos aceptar lo que ocurre, pero ninguna persona puede ver lo que no quiere o no está listo para ver.

Creo que la clave para aceptar todo lo que nos pasa es ser honestos con nosotros mismos, no engañarnos, para ello debemos dejar a un lado nuestro ego y orgullo. Confiemos en nuestra intuición y en lo que sentimos. Nuestro instinto pocas veces se equivoca y en el fondo siempre sabemos la verdad.

Aceptemos y confiemos que en la vida lo mejor es lo que pasa, así no sea lo que realmente queremos. Muchas veces lo que se nos presenta no es lo queremos sino más bien, es lo que realmente necesitamos.

Así que fluyamos y aceptemos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s